Felipe López septiembre 16, 2020

La FIFA estima pérdidas de alrededor de 11.700 millones de euros en el fútbol mundial y reveló que 150 de las 211 asociaciones miembro han solicitado ayuda financiera en el plan de apoyo Covid-19.

La organización que gestiona el deporte rey ha entregado el plan de apoyo al covid-19, liderado por el finlandés Olli Rehn, en 1.500 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros), destinados a préstamos y subvenciones, en un programa que entra en una tercera fase.

Según la FIFA, está previsto entregar un millón de dólares (unos 850 mil euros) a las federaciones, a lo que se suman unos 420 mil euros para el fútbol femenino y 1,6 millones de euros para las distintas Confederaciones.

Rehn explicó que, según los expertos, el fútbol tenía, entre federaciones y clubes, antes de la pandemia un valor aproximado para 2020 de 46.000 millones de dólares (unos 38.700 millones de euros).

"La FIFA ha reaccionado para minimizar el efecto dramático de la pandemia en el fútbol y su economía. Esta es una posición financiera sólida y toda la institución está comprometida con eso", dijo el funcionario de la FIFA.

El dirigente asegura que el plan depende de la evolución del escenario en el que todo el mundo se debe a la pandemia, pero que, de momento, todas las federaciones tienen a su disposición el subsidio solidario, pagadero entre julio de este año y enero de 2021, más 420 miles de euros para el sector femenino.

La ayuda prevé préstamos sin intereses de hasta el 35% de los presupuestos federales, auditados anualmente, y presentados en la FIFA antes del 1 de marzo de 2020, en cantidades que no pueden superar los 4,2 millones de euros.

"Los clubes miembros y federaciones de Europa fueron los más afectados (con la suspensión de competiciones), pero en términos concretos sufrieron más en Sudamérica", consideró el finlandés.

El plan de apoyo de la FIFA requiere que todos los fondos se destinen a actividades para la reanudación de las competiciones, incluidos los protocolos existentes, la participación de las selecciones nacionales en las competiciones, la contratación de personal, el mantenimiento de la infraestructura y el apoyo a los gastos administrativos y operativos.

Las medidas para combatir la pandemia han paralizado sectores enteros de la economía mundial y han llevado al Fondo Monetario Internacional (FMI) a realizar predicciones sin precedentes en casi 75 años: la economía mundial podría caer un 4,9% en 2020, arrastrada por una contracción del 8% en Estados Unidos, el 10,2% en la eurozona y el 5,8% en Japón.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *