Ana Gómez enero 5, 2020

La estatua de Ibrahimovic en su ciudad natal de Malmo ha sido destrozada nuevamente. Después de poner una taza de inodoro en la cabeza, pintada y en llamas cuando se informó que el futbolista había comprado el 25% del club rival de Malmo, Hammarby, y que se cortó la nariz, esta vez cortaron la estatua y pintó la palabra "quítatelo".

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *