Felipe López septiembre 12, 2020

El portugués jugó la segunda parte del partido privado con Nástic y dejó notas que ilusionan a la afición y a la prensa.

Fue solo una privada, pero Trincão inició la experiencia en Barcelona con todas sus fuerzas y deleitando a la exigente afición del coloso catalán.

El internacional portugués no marcó ni asistió en la victoria sobre Nástic, este sábado, pero dejó pujas de calidad e hizo 45 minutos de calidad.

La prensa, concretamente la del Barcelona, ​​dejó muchos elogios para el exjugador del Braga, cuyo traspaso rondaba los 31 millones de euros.

Cabe destacar también a Nélson Semedo, que fue capitán del Barça en la segunda parte, recibiendo el brazalete de Messi.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *